Envíos gratis a partir de 60€

Cuidado de las joyas

  • La primera recomendación es no realizar actividades deportivas mientras se utiliza la joya, debido a que el pH generado por el sudor podría alterar la estabilidad de la pieza, incluso arruinar su baño.
  • Se debe evitar a toda costa que la pieza tenga contacto con productos cosméticos o domésticos que puedan alterar su color, algunos de estos como: lacas, perfume, cremas hidratantes, shampoo, jabón, lavaplatos, entre muchos otros.
  • Al momento de realizar la limpieza de la pieza se deben usar agua tibia, jabón con un pH neutro, cepillo de dientes y un pañito de algodón o gamuza. Jamás conviene guardar las piezas húmedas, por el contrario hay que secarlas muy bien o su color y brillo podrían verse comprometidos.
  • Es recomendable guardarlas en estuches individuales o protegidas con un papel, esto con la finalidad de que no se rayen al estar en contacto con otras piezas ni que la mala conservación comprometa el estado de la joya.